La metáfora de los diez bueyes del zen se basa en una serie de diez cuadros, y es un experimento único en la historia de la conciencia humana. Sus orígenes fueron taoístas, y en el siglo XII un maestro zen chino, Kokuan los pintó y acompañó los dibujos con unos poemas. Estos diez cuadros son la representación de la búsqueda de nuestra naturaleza original. Además de los diez cuadros, los diez poemas, escribió diez comentarios en prosa. Utilizó el lenguaje de los pintores, el de los poetas y el de la lógica con los dibujos, las poesías y los comentarios en prosa.

Estas ilustraciones, así como otros materiales, intentaremos, utilizando estos modernos medios de comunicación, ponerlos al alcance de todos aquellos que quieran emprender esta aventura de los 40 días de Meditación a partir del 15 de Enero. Y los Cuatro Fundamentos de la Atención es una enseñanza milenaria, basada en ir entrenando la atención, cultivando la atención, sucesivamente sobre el cuerpo, las sensaciones, los estados mentales y los procesos mentales.

Toda la práctica consiste básicamente en el cultivo sistemático de la atención, que es una cualidad innata del ser humano. En palabras de Buda: “La única forma de que los seres se purifiquen para que superen la tristeza y la lamentación, para que destruyan el dolor y el sufrimiento, para que alcancen el camino recto, para que consigan el Nirvana, es la práctica de la Atención”. Sócrates decía que no hay seres malvados, sino Ignorantes. El problema último del ser humano es la ignorancia, la ignorancia es un estado de oscurecimiento mental y emocional, que nos impide darnos cuenta de cuál es nuestra verdadera naturaleza.

  • Like it?